sábado, 20 de julio de 2024
Cargando...

Polémica olímpica: Coria y la controversial decisión de no convocar a Zeballos

 

En el ambiente se vislumbraba cierta tensión. Y no era para menos. La rueda de prensa organizada por la Asociación Argentina de Tenis (AAT) para hacer el anuncio oficial del equipo olímpico que estará en los Juegos de París 2024 parecía tener un solo foco atractivo: conocer las razones de la controversial decisión de dejar afuera a Horacio Zeballos, el mejor doblista argentino de todos los tiempos y el primer hombre en alcanzar el número uno en un ranking mundial de la ATP -lo logró en mayo-.

La noticia había cobrado trascendencia luego del adelanto de este medio, que confirmó doce días atrás la resonante ausencia del zurdo. Durante la oficialización se esperaban, entonces, las explicaciones que pudiera ofrecer Guillermo Coria, el capitán de la delegación olímpica.

«Lo primero que quiero hacer es aclarar que siempre estuvo decidido que iban a ir cuatro singlistas y dos doblistas. Desde hace varios meses todos supieron cuáles eran las condiciones», lanzó, en el inicio, a la vez que confirmó que no resultaba fácil desarmar «una pareja consolidada» como la que forman Andrés Molteni (18°) y Máximo González (20°).

Líder del ranking mundial de dobles hasta hace dos semanas -hoy se ubica en la segunda posición-, Zeballos fue relegado por la inalterable postura del capitán de llevar cuatro singlistas y priorizar una dupla que, si bien tiene sus méritos deportivos, no orbita nivel que alcanzó el marplatense de 39 años durante los últimos meses junto con su compañero Marcel Granollers -convocado, con toda lógica, para el plantel español-.

Formado en el Edison Lawn Tenis de Mar del Plata, Zeballos viene de alcanzar nada menos que las semifinales de Roland Garros, en el mismo sitio en el que se jugará la disciplina de tenis en París 2024. Semanas antes había conquistado su título número 21 -récord para el tenis nacional en dobles- en el Masters 1000 de Roma.

La lógica «coherente» con la que tomó la decisión Coria, según sus propias palabras, pierde cierta verosimilitud cuando el discurso no parece concomitante con lo que ocurre en la realidad, más allá de que sí expresó, en reiteradas ocasiones, que la determinación fue «cien por cien deportiva». Molteni y González protagonizan una buena temporada con cinco títulos, pero en lo que va del año no consiguieron victorias ante las mejores duplas del tour, mientras que Zeballos -habría formado un tándem competitivo con cualquier singlista en la pelea por las medallas- es un habitué de las instancias finales en los torneos más prestigiosos del mundo.

«Uno está para tomar decisiones y se inclina por lo que cree que es lo mejor para el país. Estamos convencidos de que son los mejores que podemos llevar”, soltó el capitán, con cierto fastidio ante la persistencia de los periodistas. Más allá de la dupla de Molteni y González, el exnúmero tres del ranking oficializó a los singlistas Sebastián Báez (18°), Francisco Cerúndolo (27°), Mariano Navone (31°), Tomás Etcheverry (32°), quienes completan la nómina de una rama masculina que podía tener seis piezas como máximo -Cerúndolo y Etcheverry integrarán la segunda pareja-. Por el lado femenino estarán Nadia Podoroska (65ª) y Lourdes Carlé (86ª); una vez arribados a París, los argentinos sabrán si podrán formar una dupla de dobles mixto entre González y Podoroska -se definirá por ranking-.

«Lamentablemente Horacio no pudo estar en dos series importantes de la Copa Davis -durante el ciclo olímpico-, que fue cuando entró Molteni contra Finlandia», dijo Coria, quien además mantuvo la postura de no haber dudado jamás en romper el esquema de los cuatro singlistas y la dupla establecida. La decisión, sin embargo, colisiona con una vieja declaración en on que otorgó antes de la última serie de la Copa Davis.

En enero pasado, antes del triunfo ante Kazajistán en Rosario, el Mago comunicó que nominaba al propio Zeballos para convertirlo en elegible de cara a los Juegos Olímpicos: el marplatense, según el reglamento de la Federación Internacional de Tenis (ITF) y del Comité Olímpico Internacional (COI), necesitaba una convocatoria más para formar parte de la delegación en París 2024.

“En esta serie convocamos a Horacio Zeballos por dos motivos. En primer lugar porque le falta jugar una serie para cumplir el requisito de la organización y ser elegible en los Juegos Olímpicos. De esta manera los tres (González y Molteni) tienen las mismas posibilidades de estar en París. Más allá de eso, Horacio obviamente se lo merece porque está 5 del mundo, viene teniendo resultados increíbles, con una final de Masters, y se conocen mucho con Machi”, explicaba entonces el capitán.

Dos semanas después el propio Zeballos debió bajarse por una lesión en el hombro izquierdo, una situación que de todos modos no modificaba su condición de elegible porque sí había estado disponible. Incluso, en conjunto con la AAT, realizó ante la ITF la habitual presentación formal que suelen hacer los jugadores siempre que no cumplieran los requisitos. ¿Por qué Coria lo convocó si, según su propio discurso, jamás barajó la alternativa de sacar a un singlista o de desarmar la dupla Molteni-González?

“No vimos como una posibilidad poner a Zeballos con un singlista. Los que jugamos al tenis sabemos que no garantizan una medalla porque no jugaron juntos; tampoco la pareja de dobles. ¿Por qué le íbamos a sacar la chance a Navone con el año que tiene? Con Tommy Etcheverry, lo mismo», profundizó. Navone viene de tener un meteórico ascenso: subió, en seis meses, del 125° puesto al 29°, un ranking con el que relegó al cuarto lugar a Etcheverry. Coria quedó atrapado entre sus palabras. El circuito es dinámico y las opciones cambian semana a semana: nadie esperaba el crecimiento del hombre de Nueve de Julio ni la llegada a la cima de Zeballos.

Las suspicacias alrededor de la decisión sobrevolaron durante días: hubo quienes aventuraron que acaso habría tenido un doble costo para Coria dejar afuera a una de las tres piezas -Etcheverry, Molteni y González- que habitan la carpeta de jugadores representados por la agencia Summa Sports, cuyo referente de alto peso es nada menos que Mariano Zabaleta, el vicepresidente de la AAT, ausente en la rueda de prensa oficial.

El que sí estuvo presente, pese a sus obligaciones como titular de la Agencia Córdoba Deportes, fue el presidente Agustín Calleri, quien se encargó de disipar, a su manera, la controversia ante el aparente conflicto de interés: “Nosotros siempre nos mantuvimos al margen. Apoyo la decisión de Guillermo. No nos involucramos en el armado del plantel. Siempre se habló de que iban a ser cuatro singlistas y dos doblistas».

[email protected]

Fuente: Pagina12

También podría interesarte

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas