jueves, 25 de julio de 2024
Cargando...

La oposición mueve su propia agenda en el Senado y busca poner en jaque al Gobierno

 

Con las negociaciones en Diputados de fondo, el Gobierno no baja la guardia en el Senado donde la oposición y sectores dialoguistas empujarán la sanción de la nueva ley de movilidad jubilatoria que tiene media sanción de la Cámara baja, además de tratar de avanzar en garantizar los fondos para las universidades nacionales y la restitución del Fondo de Incentivo Docente, además de los reclamos para que la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, rinda cuentas ante la Cámara alta sobre los alimentos retenidos y la cuestionada e irregular distribución –ordenada por la Justicia– de la leche en polvo a punto de vencer, entre otros temas que la Casa Rosada quiere bloquear.

También podría interesarte

Con las negociaciones en Diputados de fondo, el Gobierno no baja la guardia en el Senado donde la oposición y sectores dialoguistas empujarán la sanción de la nueva ley de movilidad jubilatoria que tiene media sanción de la Cámara baja, además de tratar de avanzar en garantizar los fondos para las universidades nacionales y la restitución del Fondo de Incentivo Docente, además de los reclamos para que la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, rinda cuentas ante la Cámara alta sobre los alimentos retenidos y la cuestionada e irregular distribución –ordenada por la Justicia– de la leche en polvo a punto de vencer, entre otros temas que la Casa Rosada quiere bloquear.

Aunque con tiempos propios, la oposición –-duros y dialoguistas— en el Senado avanza con una agenda propia al margen de los intereses de la Casa Rosada. La semana plagada de feriados, postergará cualquier debate. En tanto, los senadores siguen atentamente lo que sucede en la Diputados, donde el Gobierno busca revertir el golpe que sufrió en el Senado donde se introdujeron modificaciones a la ley Bases y su paquete fiscal, especialmente en la anulación del regreso del impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría a los trabajadores (rechazado por 41 votos a 31) y a la rebaja del tributo a los Bienes Personales que beneficiaba a los ricos de la Argentina (37 a 35).

El camino que elija el Gobierno y sus aliados en la Cámara baja para desconocer las modificaciones puede cambiar el humor de los senadores, en particular el de los “dialoguistas” que negociaron con el oficialismo los cambios en ambos proyectos.

De todas maneras, hay una serie de temas que unifican los reclamos de gran parte de los senadores opositores. El mas aglutinante, es la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que tiene media sanción de la Cámara baja y que repara en parte el brutal ajuste con que el Gobierno de ultraderecha de Javier Milei sometió a jubilados y pensionados. Entre otros puntos, el texto repone la diferencia del ocho por ciento que el Gobierno podó a los haberes jubilatorios sobre la inflación de enero y que tiene un costo fiscal del 0,47 por ciento del PBI. Lo que no justifica la amenaza del veto de Milei, que llamó “degenerados fiscales” a los legisladores que pongan en peligro su proclamada meta de déficit cero.

Sobre la movilidad, los senadores están dispuestos a ratificar la propuesta de la Cámara baja, que en una trabajosa negociación unió las voluntades del grueso del arco opositor: desde Unión por la Patria hasta los dialoguistas de la UCR, Hacemos Coalición Federal y partidos provinciales. Incluso, entre los senadores confían que están cerca de reunir los dos tercios de los votos. Un número que se podría alcanzar en ambas cámaras para ratificar la ley ante un probable veto de Milei.

Otro punto de la agenda que unifica a la oposición, es un mayor presupuesto para garantizar el funcionamiento de las universidades nacionales. Aunque por ahora conviven diferentes propuestas. Una de UP que propone la emergencia presupuestaria de universidades durante 2024, con un incremento progresivo de dichas partidas para llevar al 1,4 por ciento del Producto Bruto Interno hasta 2032. También se sumó un pedido a la presidenta del Senado, Victoria Villarruel, promovida por senadores de la UCR, con el respaldo de Guadalupe Tagliaferri (PRO) y el peronista disidente Carlos Espínola para que se debatan en comisión varios proyectos, entre ellos el de Martín Lousteau que declara la emergencia del sistema universitario nacional en el ejercicio presupuestario 2024. Habrá que ver si los opositores logran alcanzar una síntesis que unifique posturas para su aprobación, de la que no estarían tan lejos. Los mismo sucede con la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), cuyos proyectos comenzaron a surgir tras la decisión del Gobierno de anularlo y que complicó a las arcas provinciales para solventar los salarios de los maestros.  

Otra propuesta crítica para el Gobierno, es el reclamo de UP que a través del jefe del interbloque José Mayans le reclamó a Villarruel la convocatoria al pleno de la Cámara para aprobar un proyecto de resolución para interpelar a Pettovello y que la ministra “dé a conocer las razones por las que retuvo sin causa alguna la distribución de varias toneladas de alimentos destinados a sectores vulnerables de la sociedad”.

Milei consiguió hasta ahora blindar a Pettovello de tener que exponer su oscura gestión y el escándalo de los alimentos retenidos ante el Parlamento. La oposición dialoguista bloqueó en Diputados un pedido de UP para interpelar a la ministra. Pettovello también pegó el faltazo ante la citación de la comisión de Salud y Acción Social de la Cámara baja para que rinda explicaciones, con la excusa de que se trataba solo de una invitación. Pero la suerte de la ministra podría cambiar si un puñado de senadores dialoguistas se suma al reclamo ante la decisión del Gobierno de no respetar los acuerdos.   

Fuente: Pagina12

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas