sábado, 22 de junio de 2024
Cargando...

La Fiscalía dice que encontró «fuertes evidencias» contra Trump en el juicio por sobornos

 

Donald Trump participó de una «conspiración y encubrimiento» para ocultar un escándalo sexual en su campaña de 2016, dijo este martes la Fiscalía de Nueva York al jurado, en los alegatos finales del primer juicio penal contra un expresidente de Estados Unidos. Después de seis semanas de debates intensos y faltando menos de seis meses para las presidenciales de noviembre, el juicio en el que está acusado de falsificar documentos contables para encubrir el pago a una exactriz porno a cambio de silencio entró en su recta final. 

La defensa y la Fiscalía concluyeron este martes sus alegatos en una jornada maratónica de 11 horas, y el miércoles el caso quedará en manos del jurado. Según el procedimiento, el juez Juan Merchan leerá a los 12 miembros del jurado unas instrucciones detalladas de lo que pueden y no pueden hacer mientras duren las deliberaciones, y acto seguido los mandará a discutir a puerta cerrada. 

«Fuertes evidencias de culpabilidad»

El fiscal Joshua Steinglass presentó los argumentos finales de la acusación después que la defensa del expresidente insistiera en su inocencia y dijera que el caso está basado en mentiras. Steinglass pidió al jurado «desconectarse del ruido e ignorar las distracciones» y agregó: «Si lo hacen, verán que se han presentado fuertes evidencias de la culpabilidad del acusado».

La Fiscalía sostiene que el 45º presidente de Estados Unidos falsificó documentos contables de su empresa, la Organización Trump, para ocultar un pago de 130 mil dólares a la exactriz porno Stormy Daniels y evitar un escándalo sexual al final de su campaña de 2016, cuando venció a Hillary Clinton. Steinglass dijo que la versión de Daniels sobre la aventura fue lo que motivó la comisión del supuesto delito, pero «el caso en esencia es sobre una conspiración y un encubrimiento»

«Su historia es confusa, hace que la gente se sienta incómoda escuchándola», afirmó el fiscal y agregó: «Esta es la exposición ante el pueblo estadounidense que el acusado quería evitar». Steinglass habló al jurado después que el abogado de Trump, Todd Blanche, les dijera que el juicio «no es un referéndum de sus ideas sobre Trump» o «sobre a quién piensan votar en 2024».

«Trump es inocente»

Según Blanche, la Fiscalía no pudo probar sus acusaciones, y el único resultado debería ser «un veredicto simple y rápido de no culpabilidad». «El presidente Trump es inocente», sostuvo el letrado, quien dedicó buena parte de su intervención a atacar a Michael Cohen, exabogado y antiguo hombre de confianza de Trump, devenido hoy en su principal acusador.

Cohen afirma que por orden de Trump le pagó a Stormy Daniels de su propio dinero «para garantizar que la historia no saliera a la luz y no afectara las posibilidades de Trump de convertirse en presidente de Estados Unidos». Según la acusación, le reembolsaron el dinero registrándolo como «honorarios legales» en las cuentas de la Organización Trump.

Cohen «les dijo una cantidad de cosas desde el estrado de testigos que eran puras y simples mentiras», afirmó Blanche. «No pueden condenar a Trump por ningún crimen más allá de la duda razonable basándose en la palabra de Cohen», agregó el abogado. Trump estaba «ocupado gobernando el país» cuando se le hicieron los reembolsos a Cohen, dijo su abogado, agregando que algunas veces «miraba los recibos y facturas y otras no». 

«No hubo intención de cometer fraude, y más allá de eso, no hubo una conspiración para influir en las elecciones de 2016 por parte de Trump«, dijo Blanche, para quien su defendido «no cometió ningún delito». Steinglass replicó diciendo que el testimonio de Cohen no es la totalidad del caso y que hay «una montaña de evidencias» que corroboran la culpabilidad del expresidente. «Este caso no es sobre Michael Cohen. Es sobre Donald Trump y sobre si él debería ser responsabilizado», agregó el fiscal. 

Por su parte Blanche destacó que a Trump no se lo debe de juzgar por si tuvo o no un encuentro sexual con Stormy Daniels: «Este caso se trata de documentos, como cheques… Este caso no se trata de un encuentro con Stormy Daniels hace 18 años o un acuerdo de confidencialidad hace 8 años». El abogado de Trump resaltó que Daniels fue llamada a testificar para influir en las emociones de los jurados y avergonzar al expresidente. 

El argumento final del fiscal Steinglass duró 4 horas y 41 minutos. Steinglass agradeció a los jurados por su tiempo y concluyó pidiendo «disculpas por cambiar la brevedad por la minuciosidad». Finalizados los alegatos finales, los 12 jurados empezarán a deliberar este miércoles. 

«Un día muy triste»

Antes de llegar al tribunal de Manhattan este martes, Trump dijo a los periodistas: «Este es un día muy peligroso para Estados Unidos. Es un día muy triste». «Este caso nunca debió haber ocurrido», protestó el magnate, flanqueado por sus hijos Donald, Eric y Tiffany. En uno de los descansos de los alegatos de la Fiscalía, Trump recurrió a la red Truth Social para hacer público su cansancio con una sola palabra: «¡ABURRIDO!»

En este día clave del juicio, Trump estuvo acompañado por su familia. En el banco detrás del banquillo de los acusados estuvieron sentados tres de sus hijos, uno de sus yernos y una de sus nueras: Eric Trump, Donald Trump Jr., Tiffany Trump, Michael Boulos y Lara Trump.

El actor Robert de Niro, veterano activista político y crítico de Trump, apareció afuera de la corte y calificó al expresidente de «payaso» y «tirano». «Cuando Trump se postuló en 2016, fue como una broma», dijo De Niro a los periodistas. «Tenemos una segunda oportunidad y ahora nadie se ríe. Este es el momento de pararlo«, agregó en una intervención organizada por la campaña de Biden.

¿Puede Trump terminar preso?

Culpable o inocente, el fallo deberá ser unánime. Pero también es posible otro escenario: los 12 jurados podrían dejar una constancia de desacuerdo, el juicio sería declarado nulo y Trump podría cantar victoria. Aunque ésta solo sería temporal ya que se realizaría otro juicio, salvo que la fiscalía de Manhattan retire los cargos. Resta por definir si en tal caso un nuevo juicio tendría lugar antes de las elecciones del cinco de noviembre. 

Para declarar a un acusado culpable en lo penal, la ley estadounidense exige a los jurados estar convencidos más allá de toda duda razonable. Por lo tanto, es suficiente con que uno solo de los jurados se rehúse a condenar a Trump para darle la victoria a la defensa. Si el jurado no llega a un veredicto por consenso, tendría que repetirse el juicio. Si es declarado culpable, el candidato presidencial de 77 años podrá apelar y, de todas formas, postularse en noviembre

De ser declarado culpable, el expresidente podría ir a prisión. Pero no corresponde al jurado, sino al juez Merchan, fijar la pena unas semanas más tarde. La falsificación de documentos contables se castiga con hasta cuatro años en el estado de Nueva York, pero los expertos consideran improbable esa pena para alguien sin antecedentes penales.

El juez puede considerar una pena alternativa como el servicio comunitario o una multa. En cualquier caso Trump podrá apelar y evitar la cárcel. De los cuatro procesos que afronta Trump, este juicio cobra aún más importancia porque probablemente será el único que ocurra antes de las elecciones. Los efectos son inciertos sobre el electorado republicano y sobre los votantes indecisos, estos últimos cruciales en el duelo entre Trump y el actual presidente Joe Biden. 

Fuente: Pagina12

También podría interesarte

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas