lunes, 22 de abril de 2024

Despidos a punta de pistola

 

En medio de la ola de despidos que decidió el Gobierno nacional, dejando en la calle a miles de familias, la Secretaría de Derechos Humanos no fue la excepción: desde ATE informaron que varios trabajadores despedidos y cuando quisieron consultar a Alberto Baños (a cargo del área) si habría empleados cesentados uno de los custodios del funcionario público amenazó con sacar su arma de fuego. Una postal que remite a las peores épocas de la historia argentina, justo en la exEsma.

También podría interesarte

En medio de la ola de despidos que decidió el Gobierno nacional, dejando en la calle a miles de familias, la Secretaría de Derechos Humanos no fue la excepción: desde ATE informaron que varios trabajadores despedidos y cuando quisieron consultar a Alberto Baños (a cargo del área) si habría empleados cesentados uno de los custodios del funcionario público amenazó con sacar su arma de fuego. Una postal que remite a las peores épocas de la historia argentina, justo en la exEsma.

«Vemos con extrema preocupación que en nuestro espacio de trabajo sucedan hechos de esta índole.Somos trabajadorxs y estamos reclamando por los despidos de nuestrxs compañerxs. De ninguna manera vamos a permitir hechos de amedrentamiento contra Ixs trabajadorxs. Esto, además, sucedió en el Espacio de Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)», describió ATE en un comunicado.

Y completa: «Estamos atravesando la incertidumbre acerca de los casi cien contratos que vencen hoy y con compañerxs que fueron despedidxs y todavia no han sido reincorporadxs, reclamo que seguimos sosteniendo. Nosotrxs no recurrimos a la violencia para ejercer nuestro derecho a manifestar nuestra disconformidad y esperamos que los funcionarios estén a la altura de las circunstancias y arbitren las medidas necesarias para que nunca más personal de seguridad intente desenfundar su arma frente a trabajadorxs. Nuestros reclamos son dos: contar con información sobre la continuidad de Ixs trabajadorxs despedidxs y quienes están a la espera de la firma de contratos ya que detrás de cada trabajador/a hay una familia que padece y hay una política pública que se desmantela».

Fuente: Pagina12

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas