sábado, 13 de abril de 2024

Un atentado digital contra una editorial especializada en derechos humanos

 

El Facebook del sello Marea se convirtió en un campo de batalla en el que una legión de trolls volcó más de 800 mensajes y comentarios de odio, en defensa de la última dictadura militar y contra las Abuelas de Plaza de Mayo. «Sentimos la responsabilidad de dar a conocer públicamente este ataque para alertar sobre lo que consideramos una escalada de violencia que no podemos ni queremos naturalizar», dice Constanza Brunet, directora editorial.

El troll center libertario, entrenado en los bajos fondos del odio serial, perfecciona sus atentados digitales en vísperas del Día de la Memoria. Esta vez la víctima fue la editorial Marea, “hija de la crisis del 2001”, especializada en periodismo y derechos humanos, que publicó su primer libro, Maldito tú eres. El caso Von Wernich, una investigación sobre el sacerdote cómplice de la dictadura cívico militar de Hernán Brienza en 2003, el mismo año en que asumía Néstor Kirchner la presidencia. “Bastaaaa pasó hace casi 50 años. Ni Alemania sigue con el temita de los Nasis (sic)”; “Y los nombres y denuncias de los 22 mil ‘desparecidos’ de más que les faltan? Ah, no, de eso se hacen bien los bol…”; “Madres de hijos guerrilleros asesinos nunca más” y “Viejas delincuentes” son algunos de los más de 800 mensajes recibidos en el Facebook de esta editorial, en una publicación sobre Delia, bastión de la resistencia, biografía de unas de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, Delia Giovanola (1926-2022), escrita por Soledad Iparraguirre. En muchos de los mensajes se expresan apoyos al gobierno (“Vamos Milei!!!” y “Milei x 25 años”), además de imágenes de Videla y un meme con un Falcon (el auto que usaban los grupos de tarea para secuestrar) y un avión militar (en clara alusión a los “vuelos de la muerte”) con la leyenda “la dupla perfecta”.

“La tensión ideológica que hoy caracteriza el clima político en Argentina -y se agudiza en el marco del 24 de marzo– escala en todos los ámbitos y las redes de Marea no fueron la excepción: en las últimas horas, nuestro Facebook se convirtió en un campo de batalla en el que una legión de trolls volcó más de 800 mensajes y comentarios de odio, en defensa de la última dictadura militar y contra las Abuelas de Plaza de Mayo, a dos de las cuales estaban dirigido los post originales, e incluso otras amenazas explícitas”, revela Constanza Brunet, directora editorial de Marea, en un comunicado que posteó en las redes sociales de la editorial, que en estos días está presentando un nuevo libro: Esquirlas de la memoria. Una crónica de la identificación de los soldados NN en Malvinas, de Gabriela Naso y Victoria Torres.

“El hacktivismo, impulsado por individuos o grupos que buscan generar impacto a través de sus acciones digitales, y se define por un marcado signo ideológico, es una forma de militancia en línea que utiliza ciberataques para promover causas políticas o sociales. Tratándose Marea de una editorial que desde hace 20 años promueve la lucha por Memoria, Verdad y Justicia, sentimos la responsabilidad de dar a conocer públicamente este ataque para alertar sobre lo que consideramos una escalada de violencia que no podemos ni queremos naturalizar”, explica Brunet. El catálogo de Marea pone en evidencia ese compromiso desde títulos como Los niños escondidos. Del Holocausto a Buenos Aires, de Diana Wang; La larga noche de los lápices, de Emilce Moler, Llevaré su nombre. La hija desobediente de un genocida, de Analía Kalinec; Para ser humanos. El legado de Adolfo Pérez Esquivel, instrumento de la paz, del escritor y psicólogo Pablo Melicchio; Estela, la biografía de Estela Carlotto, de Javier Folco; De vuelta a casa, historias de nietos restituidos, de Analía Argento y Desaparecer en democracia. Cuatro décadas de desapariciones forzadas en Argentina, de Adriana Meyer, periodista de Página/12, entre los más de doscientos libros que ha publicado de periodistas y escritores como Luisa Valenzuela, Carlos Ulanovsky, Cristian Alarcón, Juan Villoro, Osvaldo Bazán, Cristina Civale, Roberto Herrscher, Andrew Graham-Yooll y Gabo Ferro, entre otros.

En el texto que compartió en sus redes sociales, la directora editorial de Marea concluye que los más de 800 mensajes recibidos en el ciberataque “no responden a opiniones espontáneas de nuestros seguidores, ni por supuesto los representan”.

También podría interesarte

Fuente: Pagina12

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas