viernes, 19 de julio de 2024
Cargando...

Las vacaciones de invierno ya no serán para todos en Tecnópolis

 

La Secretaría de Cultura, a cargo de Leonardo Cifelli, anunció que sólo habrá «programación privada». En años anteriores, para esta época, el predio de Villa Martelli era un polo de ciencia, tecnología, industria, arte y actividades gratuitas que convocaba a cientos de miles de visitantes de todas las edades.

El avance privatizador del gobierno de Javier Milei sobre Tecnópolis se profundiza. Lo que ocurrirá estas vacaciones de invierno en el parque es inédito y reflejo de ello: la Secretaría de Cultura, a cargo de Leonardo Cifelli, suspendió actividades educativas y culturales que estaban en marcha y anunció, mediante un comunicado, que sólo habrá «programación privada». En años anteriores, para esta época, el predio de Villa Martelli era un polo de ciencia, tecnología, industria, arte y actividades gratuitas para toda la familia.

El año pasado, a mediados de julio, en su edición número 12, Tecnópolis reabría sus puertas con propuestas de todo tipo para las vacaciones, todas con entrada gratuita: muestras, teatro, música, danza, circo, talleres y charlas. «La potencia de lo colectivo» era el lema y se conmemoraban los 40 años de democracia. «‘La potencia de lo colectivo’ es la manera que tenemos de encarar el futuro. La transformación de la sociedad se da si la hacemos entre todos, no desde el individualismo y la meritocracia», decía a Página/12 María Rosenfeldt, quien entonces dirigía el espacio y se preocupaba por llegar con el mensaje, sobre todo, a los más jóvenes.

El comunicado de Cultura

La foto actual no es distinta sino opuesta.«Tecnópolis: sólo con programación privada durante las vacaciones de invierno», se titula el comunicado de Cultura. En sintonía con el estilo comunicacional del Gobierno, aquello que es una mala noticia cobra la forma de un anuncio que exhibe cierta inexplicable jactancia. El discurso es semejante al de fines de mayo, cuando se conocía en detalle el plan privatizador de esta gestión en torno al predio. En síntesis, una «deuda con proveedores» y «faltantes de equipos», además de la supuesta «pérdida de plata», justifican el cambio de espíritu de un espacio que supo ser exitoso en sus fines.

Esto dice el comunicado: que se encontró una deuda de más de 600 millones de pesos con «proveedores de todos los servicios, empresas de seguridad e higiene, iluminación, comunicación, mantenimiento, etc» y que «se detectaron faltantes de equipos por un monto estimado de  $61.420.700». «Reinaba un estado de abandono de un espacio que sólo se abría una vez al año y era pura pérdida de plata para los argentinos», sentencia el texto. Por esas presuntas irregularidades el Gobierno hizo una presentación en la Justicia. La causa, en la que interviene Alejandra Mángano a cargo de la fiscalía federal N°12, está radicada en el juzgado N° 5 a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti. 

Desde la llegada de Milei al poder, el parque tuvo aperturas sólo por sectores y para eventos específicos. Unicamente «Garage», con artistas emergentes y en la explanada, se dirigió al público general -fue un fracaso en número de concurrentes: apenas 650 en todas sus ediciones-. Emblema de este modo de pensar el lugar y la cultura es el desembarco del circo de Flavio Mendoza –El circo del ánima-, hace más de un mes. Las entradas arrancan en un costo de 15 mil pesos mientras el resto del predio está cerrado para los visitantes. Entre las iniciativas privadas se encuentran, además, el Superpark y la «expo familiar ‘Dinosaurios y dragones‘» (en armado). Las localidades para estos eventos cuestan 12 mil y 15 mil pesos respectivamente.

También podría interesarte

Para estas vacaciones estaban confirmadas actividades en conjunto con YPF, el Conicet, el INT y la Conabip, entre otras entidades. También iba a abrir el emblemático espacio de «Dinos», y se esperaban confirmaciones del Ministerio de Defensa, AYSA, la NASA, los Ministerios de Salud y Capital Humano y la Subsecretaría de Deportes.

«La decisión de esta gestión es que el parque se autofinancie y por esa razón se van a continuar articulando las acciones con inversores privados para alquilar los espacios a cambio de un cánon de concesión», indica el comunicado, y señala que «más de 40 empresas» mostraron interés en alquilar las instalaciones para la realización de «eventos, conferencias, convenciones, espectáculos deportivos y culturales». «Con el dinero que ingrese al tesoro nacional por estos alquileres se va a pagar la deuda que dejó el gobierno anterior y se va a poder seguir dando espacio a los organismos del Estado que utilizan el predio para actividades gratuitas.» 

Una fuente que conoce bien la realidad del parque desarma los argumentos oficiales. Explica que todas las gestiones dejan una parte de lo que contratan sin la ejecución de pagos porque son a 90 días como mínimo. «El problema es que el Ministerio de Cultura contaba con una Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) para la gestión de pagos y contrataciones y eso, al ser degradado de Ministerio a Secretaría, desapareció. Esas gestiones y las decisiones relacionadas con eso ahora tramitan en Capital Humano, un ministerio atestado de problemas que antes eran gestionados por varios ministerios, por varias SAF.»

Reacción de los trabajadores

Los trabajadores, nucleados en ATE Cultura, reaccionaron rápidamente. Expresaron su «profunda preocupación ante la decisión repentina de la Secretaría de Cultura de suspender la programación vacaciones de invierno del Parque Tecnópolis, este espacio tan querido y necesario para las familias». «La producción de las actividades educativas y culturales estaba en marcha e incluso algunas instituciones públicas ya habían anunciado su participación, lo que incrementa la incertidumbre tras la designación de Federico Sturzenegger como ministro para recortar áreas en el Estado», expresaron.

Están buscando reunirse esta semana con el subsecretario de Gestión y Desarrollo Cultural, Ignacio Lupi. El funcionario les garantizó que no habría despidos, algo que también subraya el comunicado de la cartera cultural. Los cambios de autoridades son otro tema: Tecnópolis no tiene actualmente director general. En diciembre, tras la salida de Rosenfeldt, asumió Paulo Grazia quien, en desacuerdo con el proyecto del Gobierno para el parque, renunció a su cargo. Asumió Federico Iglesias. Dejó el puesto en abril. Según trascendió, fue por no tener respuesta a sus pedidos ni medios para mantener el predio abierto. En mayo, Matías Vitale y Joaquín Wagner, directores de Logística y Contenidos respectivamente, fueron despedidos. El director de producción es Daniel Itelman, pero quien representa a Lupi dentro de Tecnópolis es Wenceslao Flores – que posee el cargo transitorio de coordinador de Institutos Nacionales-. Fue quien reunió a los trabajadores para darles el anuncio de lo que sucedería en estas vacaciones.

«No deja de preocuparnos el vaciamiento de actividades públicas y gratuitas y su reemplazo por iniciativas privadas carísimas para los sectores populares. Además, la suspensión de la programación no solo afecta a quienes trabajamos en el Parque, sino también a la diversidad de artistas, músicos y expresiones artísticas que ya habían sido comprometidos», concluyen los trabajadores.

Por su parte, Alberto Sileoni, director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires y exministro de Educación de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, dice: «La información que da el Gobierno respecto de Tecnópolis -que tenía una enorme deuda y estaba en estado de abandono y que detectaron faltantes de equipos por valores millonarios- es obviamente falsa. Es una estrategia que ya ha utilizado el Gobierno para tomar otras decisiones; el modo de encubrir el retiro absoluto del Estado de esos espacios públicos y su privatización. De ser un derecho pasan a ser un privilegio». Tras recordar a los estudiantes que viajaban desde toda la Argentina para conocer el parque y a las familias que iban allí a pasar el día, Sileoni concluye: «Es un derecho más que tachamos de la enorme lista de derechos que están en entredicho o en peligro».

Fuente: Pagina12

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas