jueves, 18 de julio de 2024
Cargando...

Julian Assange en libertad: llegó a Australia y pudo besar a su esposa

 

Luego de haber formalizado su libertad, el periodista y fundador de WikiLeaks, Julian Assange, llegó a su ciudad natal, Camberra, donde fue recibido por su padre y su esposa, con quien se fundió en un emotivo abrazo seguido de un beso que fue transmitido en directo por distintas cadenas de medios internacionales.

«Julian sale del tribunal federal de Saipan como un hombre libre. No puedo parar de llorar», escribió en X Stella Assange, la mujer suecoespañola del activista australiano que esta mañana se declaró culpable de espionaje en un tribunal en las Islas Marianas del Norte, a cambio de su libertad.

El activista salió este miércoles del territorio estadounidense en un avión privado y llegó a la capital de su país, Australia, después de siete horas de vuelo, 14 años de detención arbitraria en Reino Unido y 5 años en una prisión de máxima seguridad por sus investigaciones.

Assange salió del avión poco después del aterrizaje enfundado en un traje oscuro, con camisa blanca y corbata, y con el puño en alto saludó a decenas de medios de comunicación y seguidores que lo aguardaban y vitoreaban en el aeropuerto.

Tiene previsto ofrecer una rueda de prensa en un hotel de la capital australiana después de un largo viaje desde que salió el lunes de Londres, y que le llevó a realizar una parada técnica en Bangkok el martes, antes de volar a las Islas Marianas del Norte para formalizar hoy su libertad.

“Julián ha regresado a casa en Australia», subrayó la cuenta oficial de WikiLeaks, el sitio creado por él y a través del cual publicó en 2010 con la mayor filtración de documentos clasificados que pusieron en cuestionamiento el papel de Washington en el mundo al revelar ataques a civiles en Irak y en Afganistán, así como el maltrato de presos en Guantánamo, entre otros asuntos.

El australiano fue recibido también por su padre, el arquitecto australiano John Shipton, quien estuvo junto a la esposa de Assange, una mujer que era parte de su equipo de abogados. La conoció durante su estancia en la Embajada de Ecuador en Londres (2012-2019), periodo en el que tuvieron a sus dos hijos (Gabriel en 2017 y Max en 2019).

El primer ministro australiano, Anthony Albanese, que medió para la liberación de Assange, reiteró también su satisfacción por el acuerdo de liberación del activista. «Hemos estado comprometidos y hemos abogado en favor de los intereses de Australia, usando todas las vías apropiadas para lograr un resultado positivo», dijo durante una rueda de prensa.

Assange, de 52 años, salió el lunes de la prisión de alta seguridad de Belmarsh en Londres tras llegar a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y abordó un avión hasta las Islas Marianas del Norte con escala ya el martes en Bangkok.

Esta mañana, en el tribunal en las Islas Marianas, Assange se declaró culpable de un único cargo penal por conspiración para obtener y divulgar documentos clasificados de Estados Unidos.

La jueza Ramona Villagomez Manglona aceptó los términos pactados entre el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la defensa de Assange. Condenó a Assange a 62 meses de cárcel, reconociendo el tiempo ya cumplido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh (Reino Unido), por lo que quedó en libertad.

La defensa del australiano solicitó celebrar la vista en este territorio estadounidense por su proximidad con Australia y porque Assange no deseaba viajar a suelo continental de Estados Unidos.

Tras la filtración, Suecia emitió una orden de arresto por cargos de abuso sexual, que posteriormente fueron retirados. Assange se refugió en 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, hasta que en 2019 fue arrestado por autoridades británicas, pasando los últimos cinco años en una cárcel de alta seguridad. 

También podría interesarte

Fuente: Pagina12

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas