lunes, 22 de abril de 2024

Violencia en Rosario: las medidas que anunció Patricia Bullrich

 

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, adelantó una serie de medidas judiciales excepcionales, proyectos legislativos y operativos de saturación con fuerzas federales para responder a lo que calificó como una nueva categoría de acción de los grupos narcos en Rosario: el «narcoterrorismo». Bullrich adelantó que se solicitará al Poder Judicial que aplique a estos delitos la tipificación de la Ley Antiterrorista y que enviará al Congreso un proyecto de «Ley antibandas», que aseguró sigue el modelo aplicado en Italia, Estados Unidos y El Salavador de Nayib Bukele. «Hay que terminar con el hormiguero y no ir hormiga por hormiga», sostuvo. 

También podría interesarte

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, adelantó una serie de medidas judiciales excepcionales, proyectos legislativos y operativos de saturación con fuerzas federales para responder a lo que calificó como una nueva categoría de acción de los grupos narcos en Rosario: el «narcoterrorismo». Bullrich adelantó que se solicitará al Poder Judicial que aplique a estos delitos la tipificación de la Ley Antiterrorista y que enviará al Congreso un proyecto de «Ley antibandas», que aseguró sigue el modelo aplicado en Italia, Estados Unidos y El Salavador de Nayib Bukele. «Hay que terminar con el hormiguero y no ir hormiga por hormiga», sostuvo. 

En conferencia de prensa junto al gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, Bullrich anticipó que mantendrá «reuniones confidenciales» con el Poder Judicial para solicitar «medidas excepcionales a la altura del desafío». Sobre el contenido de esas reuniones, Bullrich señaló que tendrán como objetivo «plantear un modelo operaciones diferente, que nos permita la capacidad de controlar que Rosario no sea la ciudad con más armas del país». 

Otro pedido que el Ejecutivo hará al Poder Judicial es el de aplicar el Artículo 41 quinquies, incorporado al Código Penal en 2011 a través de la Ley 26.734, que sostiene que «cuando alguno de los delitos previstos en este Código hubiere sido cometido con la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo, la escala se incrementará en el doble del mínimo y el máximo». 

El modelo Bukele

Junto a ese pedido, Bullrich adelantó que se enviará al Congreso una «Ley antibandas», inspirada en la legislación antimafia de Italia, en la Ley Rico –Ley de Organizaciones Corruptas e Influenciadas por Extorsión, por sus siglas en inglés– o las normativas aplicadas en El Salvador por el presidente Bukele. «Cada integrante de una organización tendrá la misma pena por el solo hecho de participar», resumió Bullrich el objetivo de la normativa para la que pidió acompañamiento en el Congreso, y aprovechó para recriminar no haber contando con la sanción de la emergencia en seguridad contenido en la Ley Ómnibus, que volverá a debate. 

Más fuerzas federales para Rosario

La ministra anticipó que llegarán más fuerzas federales de seguridad a Rosario para realizar «un nuevo diseño más fuerte y más a fondo que va a llevar al acorralamiento y el encierro» de los grupos narcos. Según Bullrich, la respuesta de los últimos días con los crímenes de trabajadores inocentes a las que calificó de «narcoterrorismo» se debieron a los operativos de saturación –controles callejeroes de autos, motos y personas– denominado Operativo Bandera, y realizados entre enero y febrero, y a un mayor control en las cárceles. 

En ese sentido, Bullrich sostuvo que ya contó con la cooperación del Poder Judicial en los operativos realizados en las cárceles federales –«donde el 90 por ciento de los detenidos de alto riesgo son de las bandas rosarinas»– para rechazar una serie de hábeas corpus solicitados por los abogados de la bandas. 

La ministra señaló que la presencia de las fuerzas federales será para incrementar los controles poblaciones –en particular en el horario de 17 a 7-– «en las zonas en las que ya estamos trabajando, sumando zonas de alto riesgo». «Vamos a saturar, trabajar con equipos especiales de investigación y con la justicia federal, con equipos especializados y focalizados para generar en el medio plazo, el mapa de la nueva estructrura criminal, el árbol genealógico de las banda que actúan en Rosario», agregó en una muestra de desinteligencia criminal de lo que ocurre en la ciudad santafecina.  

Por otra parte, Bullrich prometió trabajar en conjunto con las equipos de procuración federales y provinciales sobre «el lavado de dinero, el más oculto de los delitos, que no está en los barrios humildes sino en los barrios de alta capacidad económica». En último lugar, Bullrich mencionó la importancia de que el Estado llegue a los barrios pobres antes de que los jóvenes, sin oportunidades, elijan ser parte de las banda narcocriminales. 

El rol de las fuerzas armadas

En la previa, tomó la palabra en la conferencia el ministro de Defensa, Luis Petri, para confirmar el arribo de fuerzas militareas en las próximas 24 horas para «auxiliar y cooperar con las fuerzas provinciales y nacionales» en tareas de transporte, logística, comunicación e ingeniería. 

«Estamos convencido que le vamos a ganar al narcotráfico. A esta lucha le vamos a ganar, pero para ello es imprescindible que trabajemos mancomunadamente con toda la potencia del Estado», sostuvo Petri y señaló que «las Fuerzas Armadas si tienen un cometido es ser un garante de la paz, y cuando la paz está en peligro, es cuando se hace necesario el auxilio para que cooperen en el marco de la Ley de Seguirdad Interior».

 

Fuente: Pagina12

Comentarios de Facebook

Noticias Relacionadas